Las 6 claves del éxito de Google

e-anwendung_01.jpg

He aquí las seis claves de Google que le han llevado donde está y cómo aplicarlos en tu propio negocio:

1.- Concéntrate en el usuario y todo lo demás llegará sólo

Fundamental, cambiemos usuario por cliente y aquí tendríamos la base de todo.

La mejor práctica para ello es hacernos las preguntas adecuadas sobre él y buscar la respuesta. Preguntas tales como: ¿cuáles son los principales problemas que le resuelvo? ¿cómo es? ¿dónde se reúne? ¿dónde se informa? Así como en otros posts comentábamos que no hay que buscar en un trabajo elogios, sino críticas, con los clientes igual. Exprimir su personalidad al máximo.

Nuestras empresas nos absorben, nuestros problemas de producción nos preocupan, lo costoso que resulta hacer tal o cual servicio, cómo cada mes los precios de los proveedores parecen mayores... el 90% del tiempo pensamos en términos de nuestra empresa y cuando vamos a buscar clientes, seguimos pensando en términos de nuestro negocio y nuestro producto, pero lo cierto es que el producto no importa, al cliente no le importa si nos ha costado tres meses de insomnio abrir el negocio, lo que le importa es si realmente a él le resuelve algo eso que hacemos... y desde esa perspectiva tenemos que mirar las cosas. Hay veces que con una simple sonrisa basta.

2.- Es mejor centrarse en una cosa y hacerla muy, muy bien Cuando se tiene una empresa la solución no suele estar en huir hacia adelante, es decir, que cuando no se generan suficientes ingresos, la solución no suele encontrarse en hacer un producto nuevo, ampliar con otro servicio o poner a la venta más cosas... una enorme variedad de productos o servicios mediocres no va a atraer a más clientes, pero probablemente esa tienda o empresa que es la experta en algo siempre tendrá el local lleno de gente que busca esa cosa.

¿No queremos que nos atienda un experto cuando precisamos algo?

Si no destacamos por nada, si no hacemos algo de manera superior a los demás, nadie nos buscará. Especialización. Esa es la palabra. Si no hacemos algo muy bien, no podremos tener una 'Proposición Única de Venta'.

3.- Siempre hay más información ahí fuera Google tiene el objetivo de ordenar y hacer accesible toda la información que hay en el mundo (según sus propias palabras) y aquí habla de que siempre hay más, primero fueron las páginas HTML, luego pudieron indexar pdf's, bases de datos... pero siempre hay más.

Siempre hay más que hacer para nuestros objetivos, la clave está en la mejora continua. Primero lo hicieron con las páginas estáticas, pero no se quedaron ahí, luego fueron las dinámicas, luego poder leer el texto de los pdf's, luego Google Reader... todo un proceso de mejora continua y constante. Así es como crece Google, ensanchando sus límites poco a poco.

4.- La necesidad de información cruza todas las fronteras Google sabe que seas de donde seas precisas aquello a lo que ellos se dedican, información, pero que tienen la inteligencia como para adaptarse a cada país y cada particularidad. Un noruego precisa encontrar información como puede necesitarlo un español, pero un noruego y un español no son iguales, no les gustan las cosas de la misma forma, pueden tener distintas prioridades.

Google analiza, se adapta al terreno donde va y ofrece una experiencia personalizada a su cliente acorde con las circunstancias, es decir, comprende bien sus propias claves reconociendo que el cliente es el rey y adaptándose a él.

5.- Una vez estás en la cima, no temas como ir vestido Los dos fundadores de Google, si quieren, pueden entrar tatuados hasta arriba y con el pelo rojo en una sala de conferencias llena de ejecutivos elegantes, les van a hacer caso igualmente, van a escuchar todo lo que tengan que decir, ¿por qué? Porque importan los hechos, esos son los que demuestran la seriedad y Google ya ha demostrado quién es y lo que hace. Ahora bien, no hay que confundirse. Uno puede ir vestido como le dé la gana una vez ya se haya ganado el respeto y la admiración por sus logros y éxitos obtenidos en su negocio. Hasta que no seamos los números uno hay que ir vestido acorde con las reglas de etiqueta: traje, corbata y mocasines.

Se es realmente serio con los hechos, que son lo que cuentan, pero hay una cosa importante a puntualizar, como comentaba: Cuando no se nos conoce, cuando no hemos tenido la oportunidad de demostrar con hechos siempre es recomendable que además de ser profesionales lo parezcamos. Puede que luego, y mientras sigamos manteniendo nuestro estándar de excelencia y nos conozcan, a nuestros clientes les dé igual 'la corbata', pero si antes de llegar a la cima los fundadores de Google hubieran buscado inversores sin demostrar nada y con bermudas brillantes probablemente no les habrían hecho tanto caso como ahora.

6.- Excelente no es suficientemente bueno La frase es autoexplicativa. Mejora continua y no pararse nunca.

Google entiende que el mercado se mueve y la competencia también, si uno se conforma con ser bueno otros no, buscarán ser excelentes y se llevarán nuestro trozo de tarta... no hay secretos, sólo hay mejora continua y la búsqueda por superarse un poco más cada día.

Llegar arriba no es el objetivo de Google, es el comienzo y para cualquier empresa debería ser así, y no sólo por una cuestión de superar sus límites sino por pura supervivencia, porque si no se sigue esforzando, no duraremos mucho en nuestra posición ventajosa y puede que en el próximo post escriba sobre las claves de la empresa que destronó a Google...