Entendiendo el panorama actual: Apple, Google y Facebook; ¿Quién está más a la vanguardia?

Android
Android

El 12 de febrero de 2011, Nokia y Microsoft, salieron juntos a la caza de Apple y Android (el sistema operativo de Google): el fabricante finlandés anunciaba que a partir de Julio incorporará Windows 7  a sus teléfonos. Steve Ballmer, patrón de Microsoft, describió el pacto como un esfuerzo para crear un potente ecosistema en el mercado de los móviles inteligentes que compitiese con Apple y Android, los cuales les llevan una tremenda delantera.

En una era en la que el teléfono inteligente está a punto de desbancar al ordenador como la principal herramienta para acceder a Internet, Apple va ganando fuerza. Antes de que la compañía de la manzana lanzase el iPhone al mercado, de cada 100 móviles vendidos en el mundo 38 eran de Nokia y 63 smartphones llevaban su sistema operativo Symbian, por 12 que iban con Windows Mobile. Ahora, cuatro años después, solamente 29 de cada 100 son de Nokia y solo 37 llevan el sistema Symbian. Apple ha revolucionado el mercado de la telefonía movil.

Jobs, visionario tecnológico y genio del márketing,  ha cambiado las reglas de juego en varias industrias. Ya en el 2001 revolucionó el negocio musical con el reproductor iPod, ligado a la tienda de descargas iTunes; después en el sector de la telefonía gracias al iPhone y su tienda de aplicaciones AppStore y, por último, creando una nueva categoría de dispositivos con el iPad. Una estrategia que ha encumbrado a Apple en lo más alto del podio tecnológico. La compañía de Jobs es también la mayor empresa tecnológica por capitalización bursátil, tras superar a Microsoft en mayo de 2010. Hoy, Apple vale 323.160 millones de dólares, frente a los 216.470 millones de dólares de Microsoft, algo que, sencillamente, hubiera sido inimaginable hace sólo cuatro años.

Microsoft siempre ha sido el eterno enemigo de Apple. Ahora bien, la empresa de Steve Jobs también ha colisionado (al entrar en el campo de la telefonía) con Google, que también han entrado pisando fuerte en el negocio de los móviles con Android, que ya es líder en los smartphones y avanza rápidamente en la nueva categoría de las tabletas. Por su parte, Apple ha entrado en la publicidad online, el motor del negocio de Google.

¿Qué tenemos aquí? Dos compañías que intentan buscar, como dirían W. Chan Kim y Renée Mauborgne, autores de La estrategia del océano azul, enfoques sistemáticos para hacer que la competencia se vuelva algo sin importancia, al entrar en mercados en los que no tenían presencia: Apple, en la publicidad online y la telefonía; y Google, en la telefonía. Pero, ¿acaso están logrando no darle importancia a la competencia?

Larry page
Larry page

El escrutinio en las autoridades de la competencia es uno de los frentes abiertos que tiene Larry Page, que acaba de asumir el cargo de consejero delegado de Google. Esta compañía, que ha marcado el camino de Internet en la última década, necesita ese dinamismo de Apple de no quedarse quieto y entrar en nuevos mercados para poder subirse rápidamente a nuevas tendencias de negocio. Por ejemplo, la compañía ha fracasado reiteradamente en sus intentos de hacerse un hueco en las redes sociales.

Ahora bien, no por el hecho de haber fracasado en este campo ha dejado Google de asistir a esta nueva explosión de las redes sociales. El gigante ha asistido a la explosión de Facebook, y ya sirve el 31% de los anuncios display de esta red social en auge.  Debido a la fiebre de las empresas por tomar posiciones en Facebook, su valoración se ha disparado hasta alcanzar los 100.000 millones de dólares. ¿Irá Facebook a más? ¿Se meterá también en el sector de la telefonía para competir con Google y Apple? Definitivamente, estamos en plena revolución tecnológica.