Comportamiento del consumidor

Left Brain vs Right Brain - Mercedes Benz

Left Brain vs Right Brain - Mercedes Benz
Left Brain vs Right Brain - Mercedes Benz

These beautiful illustrations were part of the Mercedes Benz Left Brain vs. Right Brain Advertising.

"Left brain: I am the left brain. I am a scientist. A mathematician. I love the familiar. I categorize. I am accurate. Linear. Analytical. Strategic. I am practical. Always in control. A master of words and language. Realistic. I calculate equations and play with numbers. I am order. I am logic. I know exactly who I am.

Right brain: I am the right brain. I am creativity. A free spirit. I am passion. Yearning. Sensuality. I am the sound of roaring laughter. I am taste. The feeling of sand beneath bare feat. I am movement. Vivid colors. I am the urge to paint on an empty canvas. I am boundless imagination. Art. Poetry. I sense. I feel. I am everything I wanted to be."

And what are you?

Advertising Agency: Shalmor Avnon Amichay/Y&R Interactive, Tel Aviv, Gal Tsachor Epic Israel

6 Perfiles psicológicos de los consumidores de AXE

ImagenTras estudiar de manera minuciosa páginas y páginas de notas y mediante un proceso que en el sector de la publicidad y el marketing se conoce como "segmentación", el equipo de Unilever aisló seis perfiles psicológicos de animal macho, el usuario potencial de AXE.

El desglose:

El depredador: encubre su inseguridad tras una fachada de bravucón jactancioso. Conduce un coche de marca, viste ropa sofisticada y está siempre al acecho. Siente poco o ningún respeto por las mujeres y es muy mentiroso: puede mentir a una mujer sobre su trabajo (cuando, de hecho, está en el paro), sobre dónde vive (con lo general, con sus padres), etcétera. El depredador suele tomar como objetivo a mujeres que salen solas, con preferencia a las ebrias, de las que puede aprovecharse. En resumen: el depredador es la peor pesadilla de cualquier mujer (y de su padre).

Talento natural: se trata del varón intéligente, atlético, con éxito, carismático, seguro de si mismo por naturaleza; el tipo que los demás hombres quieren tener cerca y que las mujeres encuentran atractivo. Suele conseguir a las mujeres que pretende, aunque nunca con engaños (curiosamente, cuando los investigadores de AXE preguntaron a todos los hombres, descubrieron que en su mayoría no solo querían ser el tipo con talento natural, sino que muchos creían serlo).

El tipo matrimonio, es exactamente eso: dulce, confiado, respetuoso y seguro de sí mismo. Es el tipo que una mujer quiere presentarle a su madre (a pesar de lo que digan las mujeres solteras, según el estudio de Unilever el tipo matrimonio constituye un segmento bastante amplio de la población masculina joven).

El eterno amigo: no hay peor golpe de gracia para un joven enamorado que oír las palabras: "lo siento amigo, pero... me gustas como un hermano. ¿No podemos ser sólo amigos?". No es extraño que bastantes homosexuales (y los gays que no han salido del armario) aparecieran en esta categoría.

El principiante inseguro: estos pobres jóvenes no tienen la menos idea de cómo hacer para acercarse a las mujeres. Junto con el tipo matrimonio y los de talento natural, Estados Unidos cuenta con una gran cantidad de principiantes inseguros. Irónicamente, en apariencia recuerdan al depredador, porque cuando se acercan a las mujeres se comportan de manera que las incomodan, pero sus motivos son honestos y no engañosos.

El principiante entusiasta: estos jóvenes tampoco tienen la menor idea de lo que hacen, pero transmiten más entusiasmo más que repulsión. Puede que no triunfen, pero nadie les dirá que no se han esforzado.

 

*(Visto en el libro de Martin Lindstrom, Así se manipula al consumidor)

¿Por qué compramos? Motivaciones y necesidades de los consumidores

Sigmund Freud fue el primero en resaltar el rol que juegan las motivaciones inconscientes, las cuales no son directamente observables pero sí deducibles mediante análisis. En el terreno comercial, el mérito de las teorías freudianas de la motivación ha sido poner de relieve la dimensión simbólica y no solo funcional del consumo: las personas compran un producto por su significado social, por su forma, su color, su nombre... Sin embargo, una de las teorías que más me ha llamado la atención ha sido la de Murray. Este psicólogo, a finales de los años 30 expuso una lista de 28 necesidades fundamentales por la que los hombres compramos. A continuación cito algunas que me han parecido muy interesantes. Compramos por necesidad de:

  1. Dominación: Controlar el propio ambiente humano
  2. Deferencia: Admirar y apoyar a otro superior
  3. Autonomía: Resistir la influencia o coacción
  4. Agresión: Vencer la oposición por la fuerza
  5. Degradación: Someterse en forma pasiva a una fuerza externa
  6. Logro: Realizar algo difícil
  7. Sexo: Formar y favorecer una relación erótica
  8. Sensibilidad: Buscar y disfrutar placeres sensuales
  9. Exhibición: Causar una impresión (Llamar la atención a personas significativas para sí mismo)
  10. Juego: Relajarse, divertirse, buscar recreación y entretenimiento.
  11. Afiliación: Formar amistades y asociaciones
  12. Rechazo: Despreciar, ignorar o excluir a otro.
  13. Ayuda: Buscar ayuda, protección o simpatía.
  14. Cuidado: Cuidar, ayudar o proteger a otro desamparado.
  15. Evitación de sentirse inferior: Evitar la humillación
  16. Defensa: Defenderse contra el asalto, la crítica y la culpa
  17. Oposición: Dominar o arreglar un fracaso, luchando de nuevo.
  18. Evitación de daño: Evitar el dolor, la lesión física, la enfermedad y la muerte
  19. Orden: Organizar las cosas.
  20. Entendimiento: La tendencia a preguntar o a responder cuestiones generales

 

Una buena pista explicativa sobre el consumo de productos o para analizar la estructura de un mercado...